GOMECELLO:-

Habitantes: 583 Altitud: 840 m.

Gomecello es un pueblo de la provincia de Salamanca, comarca de La Armuña. Limita con Pedrosillo el Ralo, Villaverde de Guareña, Cabezabellosa de la Calzada, Aldearrubia, Moriscos y Castellanos de Moriscos. Tiene 564 habitantes, y 21km2 , una altitud de 840 metros sobre el nivel del mar. Si quieres conocer algo de su historia puedes leer lo siguiente.

El origen de Gomecello es este. Antes de la guerra que ocurrió hace siglos entre moros y cristianos, Gomecello no existía. Existían otros cinco pueblos: Velasco, Sordos, Hortelanos, Carbajosa, y Pocito. Después de la guerra algunos de estos pueblos fueron abandonados y, con el paso del tiempo desaparecieron todos.
El nombre proviene de su repoblador, Gómez Tello. Según las informaciones que poseemos, el pueblo fue fundado en el año 1120.

La patrona del pueblo es la “Virgen de la Esperanza”. Su imagen estaba situada en el cementerio, pero al hacer la iglesia la llevaron allí. Ahora se encuentra en el Altar Mayor. La iglesia está construida encima de un cementerio. Era pequeña pero, con el paso de los años se fue reformando y ahora es bastante grande.
La iglesia se construyó en el siglo XVI. Es de estilo barroco. Los altares son de madera bañada en oro. Hay siete altares, aunque dos de ellos pertenecían a Hortelanos. La iglesia fue reformada en 1714.
En el “Libro de los lugares y aldeas del Obispado de Salamanca” se dice que era una iglesia toda de cantería excepto una pared que es de tapia.

La orientación económica del municipio ha tenido como dedicación principal el cultivo de la tierra, que ha experimentado a lo largo de los años transformaciones y cambios encaminados hacia la producción de mercado. En este sentido se entiende la generalización del cultivo de las leguminosas, sobre todo las lentejas, que tras la denominación de origen “Lenteja de la Armuña”, han conseguido situar este producto de calidad entre los más competitivos del país. En el pasado la antigua economía basada en el cultivo cerealista se complementaba con la arriería, favorecida por el paso de la antigua calzada a Medina del Campo que atravesaba el término. El municipio se vio beneficiado con la construcción de la línea férrea hacia Medina que mejoró el comercio y favoreció la mecanización de los campos.

Las fiestas son el día 3 de febrero, SAN BLAS, y el 21 de agosto, NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA.